Municipalidades en Argentina /Expatriados » ¿Cuáles son los impuestos para extranjeros en Argentina?

¿Cuáles son los impuestos para extranjeros en Argentina?

Impuestos para extranjeros

Cada vez hay más argentinos que deciden aventurarse a vivir en el exterior. Muchos de ellos son trabajadores que pertenecen a sectores profesionales especializados con una alta demanda a escala internacional, por lo que, para tener una diferencia salarial y una calidad de vida diferente, deciden emigrar a distintos lugares.

Tal vez el destino más solicitado por los argentinos sea España. Como es una nación de Europa, con un alto estándar de vida, con una cultura no tan distinta a la nuestra, casi siempre surge como el primer lugar “de excelencia”, ya que el idioma no supone una barrera para muchas personas y la adaptación es rápida.


Declaración tributaria para extranjeros

En tal caso, siempre conviene averiguar cuál es la declaración tributaria para extranjeros, ya que los regímenes impositivos son diferentes. Es por ello que cada vez hay más personas que quieren saber qué es lo que ocurre con el patrimonio local en caso de tener una residencia en el exterior, ya sea temporal o definitiva.

Algo importante a tener en cuenta es que algunos países tienen convenios que sirven para disminuir las obligaciones legales que debes cumplir en ambos países. Por ejemplo, la relación entre Argentina y España está asociada, por lo que nunca tendrás que pagar dos veces la misma obligación, aunque sí tendrás que blanquear tu capital.

Veamos algunos de los casos más importantes de los procedimientos administrativos para que tus ingresos estén en regla.


Procedimientos administrativos con declaraciones fiscales en Argentina

Si vivís en un país europeo, es fundamental que declares ante la Hacienda local cualquier patrimonio que tengas en el extranjero y que supere la suma de los 50.000 euros. Esto es un requisito en el territorio español, pues, en caso de no hacerlo, podrás tener multas que son realmente altas.

Muchas de ellas pueden significar hasta un 150 % del patrimonio que no hayas blanqueado y declarado, pues se trata de una ganancia que no está solventada ni registrada, pues los orígenes de los fondos no son claros y pueden provenir de actividades ilícitas (como el robo o el narcotráfico).

Es importante que hagas las declaraciones fiscales desde el primer momento en el que estás residiendo en tu nuevo país o que hayas conseguido la nacionalidad, según sea tu caso. Si no lo hiciste, deberás tener en cuenta que se te aplicará una multa por el retraso, ya que el fisco extranjero suele ser muy claro con la normativa.


Dinero disponible para emigrar

Ahora bien, también es importante que tengas en cuenta cuáles son los límites que puedes llevar a tu nuevo país, al menos en tu primer viaje. Los que no sean residentes de la nueva tierra no pagarán impuestos, por lo que el dinero que lleven no será tributable, es decir, no se aplicarán normativas a escala local.

Sin embargo, eso no significa que no tengas que respetar ciertos estándares de precaución de lavado de activos provenientes de actividades ilícitas. Por ejemplo, si realizas una transferencia bancaria a una cuenta española, es probable que el dinero se retenga hasta que puedas demostrar cuál es el origen, pues no se permite que las cifras altas vengan de actividades en negro.

En muchos países de Europa no tendrás permisos para ingresar más de 10 mil euros, sin importar cuáles sean las divisas en las que tengas el dinero. Si no quieres tributar el dinero, es importante que lo hagas antes de convertirte en residente. Recuerda que deberás realizar el trámite de la declaración de tu patrimonio desde un primer momento.


Residencia en el exterior, ingresos de la Argentina

Es posible que te hayas mudado a un nuevo país, pero todavía mantengas ingresos de la Argentina. Es una de las dudas más frecuentes, pues también afecta a los alquileres de propiedades, los trabajos a distancia, las acciones o las herencias. Cada caso es único y no existe una cifra puntual que deberás tributar.

Sin embargo, deberás tener en claro que es dinero blanqueado, pues siempre deberá poder justificarse. En estos casos, aunque no tengas residencia, no podrás pasar más de medio año sin tributar. Muchas personas cometen el error de no tener esto como previsión, así que fija tus ingresos y ahorros en función de lo que puedes pagar en términos impositivos.


Residencia fiscal

Es necesario mencionar que, en cualquiera de los casos, deberás seguir el paso para acreditar cuál es tu nuevo domicilio en función de tus ingresos e impuestos. Vas a necesitar:

  • • Domicilio del exterior: Allí se te pedirá la información en relación con tu nuevo hogar.

  • • Nacionalidad: Esto solamente para aquellos que tengan la nacionalidad del país en el que se insertarán.

  • Certificado de residencia anterior: Esto significa certificar cuál ha sido tu vida en tu país de origen.

  • Nulidad de antecedentes penales: Sirve para que puedan ver si sos una persona que cumple con todos los requisitos de la ley y puedan evaluar tu posible buena conducta.

  • • Cancelación al impuesto de los bienes personales: Como vas a dejar de tener domicilio fiscal en el país de origen, deberás tener un responsable que te sustituya en este asunto, especialmente si mantenés los bienes.

Cabe mencionar que las situaciones impositivas variarán de un país a otro. Hay residencias fiscales con una mayor presión tributaria que otros, por lo que también es un aspecto que deberías tener en cuenta, especialmente si te vas de la Argentina para tener un mayor margen de ganancias en cuanto a los negocios.

Sin importar cuál sea el caso, es fundamental que prestes atención a todos estos requisitos legales que te hemos explicado, con el objetivo de que puedas certificar cada una de tus ganancias y tengas la posibilidad de vivir una vida tranquila, con todos tus ingresos justificados y blanqueados.


En conclusión...

Ahora que conoces los impuestos para extranjeros en Argentina, tenés la completa seguridad jurídica para que puedas comenzar tu vida en el exterior y sepas qué tenés que hacer con tu patrimonio local.